Trabajo en equipo y colaboración


Fuente: https://www.flickr.com/photos/aalto-cs/15272024098

El trabajo en equipo y la colaboración están presentes en muchos lugares de trabajo. Pero su amplio uso no evita que generen conflictos que, para muchos trabajadores, puede ser estresantes.

Recientemente se ha publicado en El País un artículo de Ramón Oliver en el que participo, dando mi opinión sobre los "conflictos territoriales" entre departamentos y compañeros. Como es normal, mis ideas en este tema son mucho más amplias que lo que acaba apareciendo en un artículo de estas características. Así que aquí os dejo mis respuestas a las preguntas que me formuló Ramón.

¿Qué importancia tiene definir muy bien los roles en un equipo o en un proyecto? ¿Tiene sentido delimitar territorio en escenarios en los que lo hay que hacer es colaborar?

Según la última encuesta nacional de condiciones de trabajo, entre las personas que trabajan en centros de más de nueve empleados un 62% lo hacen en equipo. Eso indica que aprender a trabajar en equipo de forma efectiva es muy necesario para la mayoría de los trabajadores, y una de las cuestiones clave para que un equipo trabaje bien es que los roles estén bien definidos. Esto no es contradictorio con la colaboración, sino que la facilita, ya que cada uno tiene claro qué debe aportar al proyecto, en quién puede apoyarse para aquello que no le corresponde (porque no sabe hacerlo o porque no se le ha asignado esa tarea).

Cuando los roles no están claros puede generar lo que se llama "conflicto de rol" (recibo instrucciones contradictorias entre si) y "ambigüedad de rol" (no sé si esto me toca hacerlo o no). Ambos causa estrés entre los que lo sufren y son indicadores de una dirección y organización de mala calidad. Lo deseable es que el trabajador perciba concordancia entre las expectativas de la organización y las suyas propias acerca del rol que debe desempeñar, de modo que su papel está claramente configurado y es asumido por todos. Ved esta nota técnica de prevención para saber más sobre los conceptos de ambigüedad y conflicto de rol.

Eso no quiere decir que deba evitarse la flexibilidad en los roles, pero dicha flexibilidad debe haberse acordado explícitamente, indicando cuál es su alcance y cuáles sus límites.


Una de las misiones del líder es lograr que todo el mundo participe en las actividades del equipo ¿Cómo lo logra?

Deberá primero asegurarse de que las tareas clave están claramente asignadas a una persona o un equipo, que las acepta, que cuenta con los recursos necesarios y que se responsabiliza de ellas. También deberá desarrollar una cultura de comunicación y cooperación, para que las distintas personas implicadas compartan la información necesaria. Finalmente, deberá realizar un seguimiento de que realmente las tareas se están desarrollando según lo previsto y que todo el mundo contribuye según lo esperado.


¿El trabajo por áreas o por departamentos está condenado a cambiar? 

Los departamentos seguirán existiendo, puesto que es necesario tener conocimiento especializado sobre los distintos aspectos que hacen funcionar un negocio. No obstante, deben estar dispuestos a colaborar estrechamente con las demás áreas, a ceder información y a incorporar las necesidades de los otros departamentos a su propio funcionamiento (ved aquí una exposición interesante sobre cómo ha evolucionado el organigrama a lo largo de la historia).

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué significa "flexibilidad en la empresa"?

Flexibilidad numérica, interna y externa

Qué hacer con los compañeros "trepas"